«Un panorama oscuro e incierto se cierne sobre el periodismo hondureño»: Presidente del CPH

0
260

Tegucigalpa. El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras, Dagoberto Rodríguez, dijo que un panorama oscuro e incierto se cierne sobre el ejercicio de la profesión y sobre la prensa libre en Honduras y exhortó a defender la libertad de expresión en el país.

Rodríguez dijo que el nuevo Código Penal prácticamente aniquila la poca libertad de expresión que nos queda en Honduras y reiteró que se pediría la inconstitucionalidad del cuerpo normativo por violentar ese derecho fundamental.

«Como primer paso, acudiremos en amparo ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para que se declare su inaplicabilidad por violentar la Carta Magna y los tratados internacionales en materia de derechos humanos y libertad de expresión», reafirmó.

Reiteró la demanda del CPH para que los delitos contra el honor no sigan siendo penalizados con cárcel y que sean dilucidados en el ámbito civil en aras de estandarizar nuestra legislación a la jurisprudencia interamericana en materia de responsabilidades ulteriores en el ámbito del ejercicio de la libertad de expresión.

Consideró que no deben seguirse imponiendo regulaciones y disposiciones que violenten la libertad de expresión y que intenten poner un bozal a una prensa libre y crítica, clave para combatir la corrupción, los abusos del poder y auditar las acciones de quienes nos gobiernan.

Contrario a esto, debemos promover e impulsar el desarrollo de un periodismo de calidad, crítico, riguroso, responsable y generador de confianza entre las audiencias.

Asimismo, impulsar audiencias críticas, mejor informadas y veedoras del ejercicio del buen periodismo y de la comunicación social.

Bajo ese contexto y teniendo en cuenta que la libertad de expresión en nuestro país está seriamente en peligro, y que la regulación del Estado amenaza dicha libertad bajo el fantasma de la censura y la autocensura, propuso a todos los actores de la comunicación establecer una política de autorregulación en en un entorno democrático sin la intervención estatal.

«Propongo un proceso serio para formular una política de autorregulación, sin la intervención estatal, que derive en la creación de un código marco de ética y de manuales de estilo periodísticos que se apliquen en las salas de redacción de todos los medios de comunicación del país y que a futuro este sea el primer paso para la posterior creación de figuras como las Defensorías del Lector y  Audiencias y de un Ombudsman de la Libertad de Expresión», acotó.

Texto integro del discurso:

  • Excelentísima designada presidencial María Antonia Rivera
  • Excelentísimo señor presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva
  • Excelentísimo señor presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta.
  • Excelentísimo señor alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio
  • Señor secretario de Estado en el despacho de Gobernación, Justicia y Descentralización, Héctor Leonel Ayala.
  • Señores y señoras miembros de la Corporación Municipal de San Pedro Sula.
  • Diputados de Cortés
  • Representantes de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés y del pujante sector empresarial de la zona norte.
  • Miembros de la junta directiva del Colegio de Periodistas de Honduras que nos acompañan en esta noche
  • Presidenta de nuestro capítulo regional Lisseth García, vicepresidenta nacional Lilian Caballero y miembros de nuestra junta directiva del capítulo norte.
  • Periodista Salomón Salguero Banegas, Premio Nacional Álvaro Contreras 2019-2020
  • Familia del Homenajeado, sus hijos Ernesto, Isbel y Lesbia
  • Representantes del cuerpo diplomático y organismos internacionales acreditados en el país, titulares de instituciones del sector público, miembros de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, TSE, TSC.
  • Invitados especiales, colegas, amigos todos que nos acompañan esta noche.

Como todos los años, este 25 de mayo nos convoca una fecha muy importante como es la Celebración del Día del Periodista Hondureño y simultáneamente la entrega del Premio Nacional de Periodismo Álvaro Contreras, la más emblemática, e importante presea que entrega cada año el Colegio de Periodistas de Honduras al comunicador o comunicadora  hondureña que se ha distinguido por su notable y excepcional trayectoria en el ejercicio de esta delicada y trascendente profesión, su gremialismo y sus relevantes aportes a la sociedad hondureña en la formación de opinión pública y en la construcción de una mejor sociedad, más libre, más incluyente, más democrática, más transparente y más respetuosa de los derechos humanos.

Aprovecho para enviar un solidario, caluroso y fraternal saludo y abrazo a los periodistas de todos los confines de Honduras que con su esfuerzo y arduo trabajo dignifican nuestra profesión y contribuyen a construir una mejor Honduras.

FELICIDADES A TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES DE LA PRENSA HONDUREÑA

En especial va mi saludo en esta noche para todos los amigos periodistas sampedranos, a quienes siempre he admirado por su profesionalismo, valentía, unidad gremial y solidaridad, en medio de sus diferencias y del pluralismo de ideas que priman entre sus miembros. Ustedes son ejemplo de que en medio de la diversidad prima el compañerismo, la amistad, la dignificación de nuestra profesión y la defensa y las libertades de expresión y de prensa.

Mi abrazo, mi aprecio fraterno y mi respeto a todos ustedes.

Esta noche reconocemos la dilatada y excepcional trayectoria de un periodista, escritor y mentor de generaciones de comunicadores que hoy brillan con luz propia en diferentes medios de comunicación social del país.

Me refiero al poeta Salomón Salguero, como cariñosamente, lo conocemos, quien es toda una figura emblemática del periodismo en esta ciudad que cada mañana puntualmente nos informa desde su amada HRN y Radio Norte acerca de las incidencias, de los problemas que aquejan a esta pujante metrópoli y de los sueños y aspiraciones de su laboriosa población.

Nacido en 1942 en Sulaco, departamento de Yoro, cuna de notables periodistas e intelectuales hondureños, Salguero se distinguió en sus inicios como reportero y redactor de los desaparecidos Diario El Pueblo, El Cronista y Diario El Día, donde dejó constancia de su fina pluma y de su aguda crítica contra las injusticias y el abuso del poder.

Ese pensamiento crítico lo llevó en la década de los setenta a organizar, junto a un grupo de colegas, entre los que figuran,  Adán Elvir Flores, Ramón Villeda Bermúdez y otros notables profesionales y comunicadores, un movimiento en defensa de la democracia hondureña y opositor a las aspiraciones continuistas del exjefe de Estado Oswaldo López Arellano.

Con 77 años cumplidos el poeta Salguero sigue ejerciendo con la misma pasión del primer día la loable profesión del periodismo con su vieja grabadora de cinta magnetofónica.

Con el premio Álvaro Contreras 2019-2020, el CPH reconoce en este veterano comunicador y maestro de generaciones, su intachable y combativo gremialismo y sobre todo el ejercicio responsable, ético y comprometido de la profesión. FELICIDADES POETA SALGUERO POR ESTE RECONOCIMIENTO QUE HOY LE CONCEDE DE SU GREMIO.

Este premio es un merecido reconocimiento a su inagotable trabajo en este noble y sacrificado oficio, a su beligerante gremialismo y su lucha por el fortalecimiento y defensa del CPH, sus relevantes aportes al periodismo nacional y su contribución a la sociedad hondureña desde su trinchera reporteril.

Aprovecho esta tribuna para hacer algunas reflexiones sobre la situación del periodismo nacional y el panorama oscuro e incierto que hoy se cierne sobre el ejercicio de la profesión y sobre la prensa libre en Honduras.

Citó dos frases que me parecen pertinentes en este momento: “Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”. Albert Camus.

“El periodismo es libre o es una farsa”. Rodolfo Walsh.

Políticamente, Honduras se ha vuelto un país inestable con altos niveles de conflictividad social marcados por el golpe de estado de 2009 y la crisis político electoral de 2017, a causa del deterioro de sus instituciones y la falta de credibilidad y confianza en sus gobiernos, entre otras causas.

Esto ha impactado en la legitimidad de sus instituciones y ha hecho que los escenarios políticos y sociales del país se vuelvan cada vez más inestables e inciertos, poniendo en riesgo así el ejercicio de la libertad de expresión.

En ese contexto, Honduras registra una situación gravísima y preocupante en materia de libertad de expresión sin visos de mejorar. Para el caso, en las últimas protestas sociales registradas a nivel nacional al menos una decena de periodistas sufrieron todo tipo de agresiones por parte de protestantes y las fuerzas del orden, lo que muestra una alta vulnerabilidad en la cobertura de hechos de esta naturaleza.

Entre 2001 y 2019, se registró el asesinato de 77 periodistas, comunicadores y trabajadores de los medios de comunicación, con el agravante que el 92% de los casos se encuentran en la más vergonzosa impunidad. Sobre esto no nos cansaremos de pedir a las instituciones del Estado el cumplimiento de su deber de investigar y llevar a la cárcel a los responsables de estos crímenes.

Por otro lado, hasta abril de 2019, unos 55 profesionales de la comunicación solicitaron amparo para salvaguardar sus vidas ante el Mecanismo de Protección, por diferentes situaciones de peligro originadas por motivos de su trabajo.

A lo anterior se suman una serie de disposiciones legales vigentes y otras en proceso que atentan contra el sagrado derecho de expresar, recoger y divulgar ideas y que buscan regular el ejercicio de la libertad de expresión, como la Ley de Secretos Oficiales, la Ley Nacional de Ciberseguridad (aprobada en segundo debate), La Ley de Espionaje,  la Ley de Inteligencia, la moción Denis Castro,  y más recientemente el nuevo Código Penal, que representa un artero zarpazo a la libertad de expresión y de prensa

Esta ley criminaliza con penas carcelarias y multas el ejercicio de la libertad de expresión.

Asimismo, criminaliza con penas carcelarias y administrativas a las fuentes periodísticas anónimas y reservadas y con ello limita el ejercicio del periodismo de investigación y de denuncia.

Además, por primera vez en la historia, impone sanciones de responsabilidad civil y administrativa a los propietarios de los medios de comunicación, lo que conllevaría al “ahogo” financiero de los medios de comunicación, especialmente a aquellos de tendencia crítica.

Más allá de eso establece fuertes regulaciones y penaliza el discurso público en las redes sociales, los sitios Web y sanciona con las mismas medidas carcelarias las expresiones consideradas difamatorias y de calumnia.

También sanciona a la cadena de la comunicación como ser directores, periodistas, editores, jefes de información y productores, lo que a todas luces representa un fuerte bozal a los medios de comunicación y periodistas.

Desde esa perspectiva este nuevo Código Penal pretende aniquilar la poca y debilitada libertad de expresión que nos queda Y ESO NO DEBEMOS NI PODEMOS PERMITIRLO COMO SOCIEDAD.

QUEREMOS SER ENFÁTICOS NO NOS QUEDAREMOS TRANQUILOS Y EXPECTANTES.

COMO COLEGIO DE PERIODISTAS NOS OPONEMOS ENÉRGICAMENTE A ESTAS DISPOSICIONES Y ANUNCIAMOS QUE DESDE ESTE MOMENTO INICIAMOS UNA LUCHA CON LA CIUDADANÍA, LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y CON TODOS AQUELLOS QUE QUIERAN UNÍRSENOS PARA LOGRAR SU INAPLICABILIDAD.

Como primer paso, acudiremos en amparo ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para que se declare su inaplicabilidad por violentar la Carta Magna y los tratados internacionales en materia de derechos humanos y libertad de expresión.

Reiteramos nuestra demanda para que los delitos contra el honor no sigan siendo penalizados con cárcel y que sean dilucidados en el ámbito civil en aras de estandarizar nuestra legislación a la jurisprudencia interamericana en materia de responsabilidades ulteriores en el ámbito del ejercicio de la libertad de expresión.

La libertad de expresión es la piedra angular de una sociedad democrática y es un elemento fundamental en la formación de opinión pública a efecto que la ciudadanía pueda estar debidamente informada y con ello ejercer sus opciones.

En ese sentido, creemos que no deben seguirse imponiendo regulaciones y disposiciones que violenten la libertad de expresión y que intenten poner un bozal a una prensa libre y crítica, clave para combatir la corrupción, los abusos del poder y auditar las acciones de quienes nos gobiernan.

Contrario a esto, debemos promover e impulsar el desarrollo de un periodismo de calidad, crítico, riguroso, responsable y generador de confianza entre las audiencias.

Asimismo, debemos promover e impulsar audiencias críticas, mejor informadas y veedoras del ejercicio del buen periodismo y de la comunicación social.

Bajo ese contexto y teniendo en cuenta que la libertad de expresión en nuestro país está seriamente en peligro, y que la regulación del Estado amenaza dicha libertad bajo el fantasma de la censura y la autocensura, la salida que nos queda a todos los actores de la comunicación es buscar nuestros propios mecanismos de AUTORREGULACIÓN en un entorno democrático.

La autorregulación es el camino y la hoja de ruta que se nos presenta a periodistas, medios de comunicación y audiencias para evitar este tipo de leyes restrictivas a la libertad de expresión.

Aprovecho esta coyuntura y este escenario para plantear formalmente que todos los actores de la comunicación iniciemos un proceso serio para formular una política de autorregulación, sin la intervención estatal, que derive en la creación de un código marco de ética y de manuales de estilo periodísticos que se apliquen en las salas de redacción de todos los medios de comunicación del país y que a futuro este sea el primer paso para la posterior creación de figuras como las Defensorías del Lector y  Audiencias y de un Ombudsman de la Libertad de Expresión.

El Colegio de Periodistas de Honduras ofrece su concurso y liderazgo para iniciar este proceso y así construir una sociedad mejor informada, crítica y veedora del buen ejercicio periodístico y evitar así la tentación de los gobiernos de poner bozal a la prensa.

MUCHAS GRACIAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here