El 335-B nunca debió aprobarse en el Legislativo: Ricardo Álvarez

0
73

Tegucigalpa. El designado presidencial, Ricardo Álvarez, afirmó que prefiere “los excesos de una prensa combativa, que el menor intento de silenciarla”.

El líder político participó en la ceremonia de entrega del premio Álvaro Contreras del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), en representación del Presidente de la República, Juan Orlando Hernández.

“Ustedes, nobles periodistas, cumpliendo su misión de informar, ustedes son Honduras; los caficultores montaña arriba son Honduras, las trabajadoras en las maquilas, los humildes en la calle tratando de llevar el sustento diario a sus hogares”, dijo el designado en su intervención.

Frente a la polarización social, Álvarez dijo también que “es tiempo que pensemos en Honduras, lo que nos afecta a unos nos afecta a todos, Honduras somos todos, incluyendo los que aún no saben quién fue Álvaro Contreras y que nació en una cuna humilde en el llamado mineral de Cedros, allá por 1839, y que fue brillante, honesto y que también fue un gran periodista, político y educador”.

A propósito de la Copa Mundial de Fútbol, que está por comenzar, y haciendo un símil del país, el exalcalde capitalino consideró que “solo unidos, el país ganará su propio mundial, nuestro mundial contra la inequidad, nuestro mundial contra el combate a la corrupción, nuestro mundial contra el hambre y la inseguridad, el mundial de construir un mejor país para todos, misión que comienza por ustedes, periodistas de Honduras”.

Aconsejó también escuchar la verdad de cada quien y sacar lo mejor, aunque no sea igual a nuestra propia verdad.

“En lo personal, acepto la verdad de cada uno de ustedes, periodistas amigos de Honduras, la verdad del periodista de la mañana, la verdad del editorial de la radio, la verdad de quien escribe el titular de primera plana que queda por el resto de la vida, incluso cuando la información no sea la más favorable hacia uno”, agregó.

En ese sentido, recalcó que “prefiero la libertad de prensa, prefiero lidiar con los excesos de una prensa combativa, al menor intento de silenciarla”, al tiempo que señaló que el artículo 335-B fue un error y nunca debió haber existido.

Pidió escuchar la verdad de cada quien y sacar lo mejor, aunque no sea igual a nuestra propia verdad.

“En lo personal acepto la verdad de cada uno de ustedes periodistas amigos de Honduras, la verdad del periodista de la mañana, la verdad del editorial de la radio, la verdad de quien escribe el titular de primera plana que queda por el resto de la vida, incluso cuando la información no sea la más favorable hacia uno”, discursó.

Reafirmó que “prefiero la libertad de prensa, prefiero lidiar con los excesos de una prensa combativa, al menor intento de silenciarla”.

Finalmente, reconoció al presidente del Congreso, Mauricio Oliva, el anuncio de la derogación de una ley que nunca debió aprobarse en el Legislativo, la 335-B. “Son ustedes periodistas los primeros en buscar la verdad, que hará de Honduras el país que todos deseamos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here