La impunidad impera en asesinatos de periodistas hondureños

0
155

Más del 92% de los crímenes contra periodistas y comunicadores sociales y el 90% de los dirigidos a profesionales del derecho se encuentran en las más vergonzosa impunidad y sin respuesta de los aparatos investigadores del Estado de Honduras.

Un informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) señala que gran parte de los delitos contra la vida quedan impunes por falta de investigación diligente, eficaz y científica y les niega a las víctimas su derecho a conocer la verdad.

De acuerdo al ente estatal la impunidad repercute especialmente en los más desfavorecidos, afecta la paz social y frustra las expectativas y oportunidades de justicia y desarrollo en el país.

Se estima que en los últimos 9 años (2010-2018), alrededor de 51,000 personas perdieron la vida violentamente en el país de los cuales más del 90% estarían impunes por diversas causas.

Registros del CONADEH indican que de 75 personas vinculadas a los medios de comunicación que perdieron la vida violentamente entre el 2001 y el 2018, el 92% se mantiene en la impunidad.

Otro de los gremios afectados es el de los abogados ya que de 154 que perdieron la vida en circunstancias violentas, desde el año 2002 a la fecha, en más del 90% los casos están impunes.

Lo mismo ocurre con los homicidios contra las mujeres, se estima que, del 2002 a enero de 2019, alrededor de 6,200 mujeres perdieron la vida en circunstancias violentas, crímenes que en más del 90% de los casos se mantienen en la impunidad por falta de investigación.

Como institución nacional de derechos humanos y fundamentados en nuestro mandato constitucional, instamos al Estado, a través de las instituciones encargadas de hacer cumplir la ley, a actuar con firmeza y debida diligencia, en la investigación, identificación, enjuiciamiento y sanción de los responsables materiales e intelectuales, dijo el titular del CONADEH, Roberto Herrera Cáceres

El propósito es evitar la repetición de hechos tan lamentables que constituyen vulneraciones graves a la dignidad de los habitantes, agregó.

En su criterio el Estado de Honduras tiene la obligación de garantizar y respetar el derecho a la vida como un deber ineludible, igual deber de respeto tiene la sociedad, ya que es una obligación supranacional establecida en diversas convenciones internacionales sobre derechos humanos y libertades fundamentales.

Indicó que la impunidad debe abordarse desde el punto de vista de hacer investigaciones más profundas y tener la capacidad de movilizar a la sociedad para adquirir una cultura de denuncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here